Search
  • Ignacio De Leon

¿Cómo erradicar el Narco Estado Terrorista venezolano?

Updated: Feb 13, 2019

La Fuerza de Seguridad Democrática como iniciativa de seguridad hemisférica

La estrategia para enfrentar al Narco Estado Terrorista chavista no puede ser otra que confrontarlo con una fuerza militar de signo opuesto. La Fuerza Seguridad Democrática (FSD) es clave para instaurar la nueva República y garantizar el Estado de Derecho en todo el territorio, mediante el fortalecimiento de la autoridad democrática.


Este debe ser un esfuerzo de todo el Estado encabezado por un Gobierno de mano dura que represente a los que apoyamos el imperio de la ley para asegurar la libertad. Debe por tanto ser una estructura estatal fuerte, con un sentido claro de su propósito, que no es otro que combatir por todos los medios -léase bien, todos- a los enemigos de una sociedad libre. Debe estar apoyada en la solidaridad ciudadana, que garantiza los derechos y libertades constitucionalmente establecidas.


De allí que el eje de esta política sea lograr el completo y excluyente control del territorio por parte del Estado para asegurar el pleno imperio de la ley, la gobernanza y por ende el fortalecimiento del Estado de Derecho. Supone en primerísimo lugar rescatar el monopolio de la violencia a manos del Estado, quitándolo a las mafias terroristas que el Narco Estado Terrorista chavista ha empoderado: colectivos, paramilitares, mafias, pranes, delincuencia organizada, grupos terroristas extranjeros y otros.


La FSD reconoce que no hay contradicción entre seguridad, democracia y libertad. Se requiere imponer el mandato de la ley mediante acciones que distingan el derecho a disentir de la conducta criminal. Se requiere imponer vigorosamente, incluso con la violencia constitucionalmente ejercida, pero sin titubeo alguno.


La profesionalización de la fuerza de seguridad del Estado debe estar liderada por nuestros comandantes de fuerza para aumentar su capacidad de respuesta y su movilidad, contando, sobre todo, con el apoyo de nuestra sociedad. Debe buscar siempre la combinación ética entre profesionalismo, respeto a los Derechos Humanos fundamentales y mayor eficiencia.


El liderazgo político venezolano subestima la gravedad de la situación de seguridad venezolana, y la capacidad de los enemigos de la libertad para causar daño en la sociedad. Por eso estiman que un consenso político basado en el "entendimiento" con esas fuerzas puede permitir una transición pacífica hacia la alternancia democrática en el poder. Sufre la misma ceguera política de los gobiernos democráticos europeos de la década de 1930, que no supieron responder a la amenaza totalitaria de los nazis y comunistas. No entendían que la esencia ideológica de estos regímenes, abundantemente explicada en "Mi Lucha" (Hitler) y en "El Estado y la Revolución" es la destrucción total de la democracia "burguesa". El que quiso leer pudo hacerlo; los signos estaban escritos en las estrellas, pero prefirieron ignorar la amenaza.


Igual ha hecho el liderazgo político venezolano, quien ha dado toda clase de pretextos, todos inspirados en el "buenismo" postmodernista del consenso de lo políticamente correcto, para caer una y otra vez en la frustrada expectativa de una salida pacífica de una dictadura totalitaria. Uno de estos pretextos es atribuir al régimen un carácter transaccional, lo cual habría de sentarlo a la mesa de negociaciones si el incentivo es el "correcto" (he ahí la propuesta de Amnistía urbi et orbe, que incluye hasta dispensa de obligaciones tributarias sugerida por la Asamblea Nacional). No entienden que los criminales, aunque atribuyan coartadas ideológicas (revolucionarias) a sus crímenes, siguen siendo criminales. ¿Acaso Hitler y Stalin eran grandes luchadores sociales y no asesinos en serie?


Por estas razones, un Gobierno de Reconstrucción debe asumir una política de fuerza, y asentar la seguridad democrática en la firme convicción de reprimir por la fuerza, juzgar y sancionar a los criminales que han destruido la República, en vez de buscar pretextos para sentarse a tomar el té con ellos. Este enfoque sería ampliamente apoyado por los ciudadanos, logrará el objetivo de la seguridad individual, y reconstruir el Estado de Derecho, que jamás podrá surgir a la sombra de la impunidad.


En el escenario actual de usurpación del poder por el Narco Estado Terrorista chavista, la única forma posible de desalojo será por la violencia. El día “D” será el inicio de la nueva gobernanza para Venezuela, a través de la FSD. Esto permitirá enrumbar el país en un camino democrático no sólo en los primeros 180 días para atender la emergencia humanitaria, sino a lo largo de los primeros dos años de funcionamiento del Gobierno de Reconstrucción.


Las acciones que deberán emprenderse, una vez recuperado el Poder por la Venezuela Libre, serán las siguientes:


Decretar un Gobierno de Reconstrucción


Este decreto definirá los derechos fundamentales, delega y especifica los nuevos poderes públicos y las obligaciones del gobierno, sirviendo, así como soporte base del nuevo orden constitucional en transición. Una coalición republicana integrada por actores civiles y militares con capacidad de coadyuvar al restablecimiento definitivo del orden constitucional que encabeza el nuevo Gobierno de Reconstrucción.


Igualmente, debe dotarse la FSD de un nuevo marco jurídico. Ello supone:

  • Derogar Leyes contrarias a un Estado de Derecho Democrático.

  • Derogar la Ley Orgánica de Seguridad de la Nación sancionada por la Asamblea Nacional el 28/11/2002. (Ley que le otorgó a los militares papeles importantes en las tareas de desarrollo económico).

  • Derogar la ley de Reforma Parcial del Decreto. 6.239 con Rango, Fuerza y Valor de Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, publicado el 06/10/2009 donde se le agrega a la fuerza armada el termino “Bolivariana” y se crea la “Milicia Bolivariana” sin base Constitucional alguna, la cual perpetró el control violento y criminal de la fuerza armada contra la disidencia, y sumó las “milicias obreras” en 2015.

  • Se considera de fundamental importancia de la posibilidad de enmendar los siguientes artículos de las Constitución Nacional de 1999, donde inicia claramente la estampa y atribuciones militaristas las cual no tiene antecedentes en nuestro constitucionalismo. Los artículos por enmendar serían: 236,5 322, 325, 328, 331, 324, 266,3, 326, 323, 329; del artículo 299 a 310.


Definición de una nueva Política de Seguridad


El Gobierno de Reconstrucción debe establecer la nueva política de seguridad, esto es, la FSD, para recuperar el 100% del territorio nacional y proteger efectivamente nuestras fronteras. Para lograrlo, emprenderá un plan urgente de acción para neutralizar los grupos terroristas, guerrilleros, depredadores de nuestros recursos naturales y bandas criminales en todo el territorio nacional.


El Gobierno de Reconstrucción debe hacer un inventario de “enemigos de la libertad” a nivel nacional e internacional para anticiparse a la resistencia que den los reductos existentes del NET chavista.


Creación de un Comité de Reestructuración de las Fuerzas de Seguridad


Se debe crear un Comité adscrito al Gobierno de Reconstrucción integrado por las agencias de seguridad internas e internacionales que contribuyan a desarticular las amenazas del crimen internacional y sus asociaciones a la gobernanza y gobernabilidad durante la transición.


El Equipo de Tarea debe diseñar un cronograma de cambio factual efectivo: Control del territorio, mensaje al país que le suscite legitimidad a la coyuntura (tregua popular), designación de autoridades, emergencia humanitaria, y obtención de reconocimiento internacional.


Reorganización de las FFAA y fuerzas del orden público


El sistema de defensa nacional lo compone nuestra nueva Fuerza Armada. En esta estructura se requiere disolver el modelo corrupto implantado por el Régimen Criminal.

  • Se reorganizarán la FF.AA. y cuerpos de policía civil que contribuyan al mantenimiento del orden y justicia, para suspender y sancionar a quienes hayan cometido delitos de Lesa Humanidad en el ejercicio de sus cargos. Se someterá a la justicia militar a aquellos funcionarios militares responsables por abusos de autoridad, tortura o daños al patrimonio público.

  • Se desarticulará el modelo criminal de inteligencia militar – policial y control social castrista-ruso-chino iraní de Seguridad y Defensa e instaurar un modelo propio.

  • El nuevo sistema de seguridad nacional estará integrado por una estructura policial para cada uno de las formas de delitos.

  • Se eliminará la figura de la “Guardia Territorial”, bajo el Comando de Reserva Nacional y Movilización Nacional, creado por decreto presidencial No. 3560, el 02/04/2005.

Extradiciones de Narcos y Terroristas


Se entregará a las autoridades competentes a los militares y civiles asociados con el narcotráfico, a los países que reclamen su jurisdicción, en tanto no existan delitos asociados con otras causas como los relacionados con derechos humanos. Para tal efecto se tomarán las providencias necesarias en los países respectivos, a fin de asegurar el cumplimiento de los requisitos necesarios bajo el Derecho Internacional.

En particular, se obedecerá la Convención de Palermo y todos los acuerdos internacionales en materia de narcotráfico, terrorismo y delitos de corrupción, para ello, es necesario solicitar el apoyo de todos los gobiernos signatarios de dichos acuerdos.


Redefinición de Relaciones Internacionales en Seguridad y Defensa


Se restablecerán todos los acuerdos y relaciones diplomáticas con el mundo entero prioritariamente con las naciones democráticas y organismos multilaterales que hasta ahora fueron disueltas por el carácter antidemocrático del NET chavista.


La nueva inteligencia en materia de seguridad debe ser soportada y orientada bajo los insumos de naciones como los EE. UU., Israel, Colombia y la Unión Europea.





15 views1 comment
Suscríbete con nosotros
  • Grey Google+ Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey LinkedIn Icon
  • Grey Facebook Icon

© 2023 by Talking Business.  Proudly created with Wix.com

  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon