Search
  • Ignacio De Leon

Ayuda Humanitaria: Recuperar la logística

No es sólo repartir comida y alimentos: es recuperar la logística.

Dos enfoques sobre cómo ejecutar una ayuda internacional

La prioridad de un Gobierno de Reconstrucción debe ser atender la Crisis Humanitaria a través de medidas radicales de suministro de alimentos, medicamentos y servicios básicos primarios y apoyado por Organismos e Instituciones Internacionales y Gobiernos los primeros 6 meses. Para atender esta prioridad, la Agenda para la Refundación propone establecer un Protocolo de Atención Inmediata a la Emergencia Humanitaria.


Pero no debe quedar circunscrita la Ayuda a una repartición de comida y medicinas. De hecho, es muy inconveniente que este mecanismo se prolongue, como ha sido sugerido por muchos desde la propia oposición, que ven el sistema de "misiones" como una alternativa adecuada para la entrega de ayuda asistencial a sectores necesitados. Esta creencia es producto de una concepción socialista en la asistencia social, que tiende a crear un mercado "politico" para administrar esas ayudas, en lugar del eficiente, justo y eficaz sistema de distribución logística que conocimos los venezolanos hasta la confiscación de los canales de distribución por medio de este programa "misiones", sugerido a Hugo Chavez por ese inefable destructor de sociedades, Fidel Castro (¿quien otro, si no él?).


La estrategia de recuperación de distribución de alimentos y provisión de los servicios públicos debe por tanto restaurar la capacidad del sector privado para distribuirlos. Para ello, se precisa reorganizar los poderes públicos, con una estrategia de "task force", similar a la empleada por el Gobierno de Puerto Rico, para atender la emergencia de los huracanes Irma y Maria, de 2017, atendidas a través de FEMA y del Centro de Operaciones.


Para ello, se requiere atender dos niveles: Primero, resolver las carencias más importantes en un período de 180 días, mediante la obtención de servicios temporales o suministro resultante de la ayuda internacional. Segundo, para reactivar la provisión estable y duradera del servicio respectivo, se adoptará una nueva estrategia basada en la privatización en la prestación del servicio, que será ofrecido mediante concesiones a largo plazo, reguladas en las tarifas por intermedio de entidades regulatorias especializadas y constituidas por profesionales especialistas y bien pagados. De igual deberá ser revisado todo el marco regulatorio que permita la flexibilización y desarrollo del sector.


Las acciones concretas deben ser:


Crear un Comité para la Emergencia Humanitaria.

Este comité estará bajo el comando directo del Gobierno de Reconstrucción para coordinar las acciones. En este equipo participarán organismos internacionales, sector privado especializado en la comercialización de alimentos y medicinas, hospitales públicos y privados, y representantes de fundaciones caritativas.


El CEH tendrá como mandato:

  • Instrumentar las medidas necesarias para nacionalizar, recibir, procesar, proteger y administrar la entrega de alimentos y medicinas a centros de abastecimiento de alimentos, y centros de atención médica designados previamente bajo un plan estratégico.

  • Asegurar las medidas administrativas y de orden público que permitan proveer de medicamentos a la población.

  • Elaborar un inventario de las prioridades en medicamentos, fármacos y de equipos médicos de toda índole a nivel nacional con el fin de brindar tratamientos de salud a la población. Especial atención se dará a insumos para tratamientos de enfermedades crónicas tales como: diabetes, epilepsia, tensión alta, entre otros.


Recuperar los Canales Privados de distribución de alimentos y medicinas


La crisis humanitaria ha sido incubada por el empeño demencial del NET en suprimir los canales privados de distribución de alimentos, con la intención criminal de controlar la sociedad por hambre y padecimiento. Para revertir esta situación se propone:

  • Restablecer el flujo de alimentos y de los servicios de atención médica (incluido el suministro de medicinas) fortaleciendo el papel de los centros asistenciales, y de empresas ya existentes con capacidad logística para distribución de alimentos y medicinas, a fin de que ellos sean los catalizadores del esfuerzo por reconstruir dichas redes.

  • Es necesario fortalecer de manera prioritaria los servicios médicos de emergencia en Venezuela con el fin de minimizar la crisis en la red hospitalaria pública, así como el incremento de enfermedades; de igual modo, establecer mecanismos eficientes para la distribución de alimentos.


Asegurar la provisión equitativa de los recursos


Es fundamental garantizar el acceso eficaz pero también equitativo a los recursos de la Ayuda Humanitaria. Para ello:

  • El Gobierno de Reconstrucción se debe apoyar en mecanismos tecnológicos (p.ej. Blockchain) para procurar un acceso transparente y equitativo a la población. Para ello, se seguirán los protocolos de entrega establecidos por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO).

  • Igualmente, se deberá aprovechar la tecnología existente para facilitar la logística de entrega. Hoy dia se utiliza protocolos de blockchain, por ejemplo, para hacer la entrega de recursos financieros, alimentos y medicinas, a refugiados en campamentos en Jordania y Siria. Esto supone el desarrollo de pilotos basados en tecnologías de reconocimiento facial, para asegurar que los recursos lleguen equitativamente a todos, según un protocolo de suministro previamente acordado. Hay empresas como citizenztech que han desarrollado ya protocolos para refugiados, tal como se aprecia en este interesante video


Coordinar la ayuda con las organizaciones internacionales, gobiernos y donantes


Es obvio que la dimensión de esta catástrofe humanitaria excede los recursos de que dispone Venezuela en el momento actual. Por ello se trabajará con organizaciones tales como USAID, FAO, OMS, PNUD, Médicos Sin Fronteras, Organización Panamericana de la Salud, Cruz Roja Internacional entre otros, así como países hermanos que apoyen de manera inmediata a la crisis humanitaria afín de evitar la expansión de epidemias en el hemisferio. Acciones puntuales incluirán las siguientes:

  • Crear una alianza coordinada con Organismos Internacionales que permitan la reactivación de los centros de salud en el país y evitar duplicación de funciones o de ayudas.

  • Involucrar el apoyo de las ONGs que activamente se encuentran en el país para la pronta solución a la crisis tales como: Observatorio Venezolano de la Salud (OVS), el Centro de Estudios del Desarrollo (CENDES) de la Universidad Central de Venezuela, la Fundación Bengoa para la Alimentación y Nutrición, la Fundación 5 al día, el Colegio de Nutricionistas y Dietistas de Venezuela y el Centro de Investigaciones Agro-Alimentarias de la Universidad de Los Andes (CIAAL), entre otras.

Contar con Protocolos de Acción para zonas remotas


Se requiere atender de manera urgente las carencias mas inmediatas de poblaciones especialmente vulnerables. Para ello:

  • Movilizar a costas venezolanas de Buques Hospitales que sirvan como centros de salud transitorio para soportar la carencia de quirófanos dotados con insumos, unidades de radiología y estudios especializados, laboratorios de sangre, entre otras áreas. Estos centros navales de salud especiales cuentan con helicópteros para movilizar rápidamente personas y recursos.

  • Establecer el Protocolo de Ayuda tanto de dotación y emergencia de medicamentos presentada por la Organización Mundial para la Salud para aquellas zonas distantes como las regiones llanera, andina y sur, podrán ser apoyadas durante los 180 días bajo este esquema de dotación y emergencia con equipos y medicamentos.

Recuperación del servicio eléctrico

Para restituir servicios de salud y otros esenciales, se requiere de manera inmediata generar una capacidad de provisión eléctrica que pueda servir de motor.

  • Solicitar a países vecinos conexión a su red eléctrica, para atender déficit, como medida de urgencia en los 180 días.

  • Solicitar buques de propulsión nuclear para atracar en las costas venezolanas y conectarlos a la red nacional de electricidad durante los 180 días de emergencia.

  • Promover la masiva importación de generadores, bien sea por apertura comercial o por ayuda internacional, para crear fuentes locales de generación eléctrica que puedan surtir localidades a poca distancia del centro de generación, por ejemplo, a través de generadores eléctricos tipo portaaviones nuclear equipado con 2 reactores nucleares tipo Bechtel A18, cada uno capaz de producir 300 megavatios directos.

Medidas para restituir servicio de agua potable.


Se deben tomar medidas para convocar expertos bajo ayuda internacional, para restituir el servicio de aguas, mediante un plan de trabajo que incluya:

  • Requerir la importación de agua potable y de los insumos como el cloro y otras sustancias para hacer potable el agua, así como la dotación de equipos y repuestos para el mantenimiento y reactivación de las plantas de tratamientos existentes.

  • Reparar e instalar Plantas de Tratamientos y pozos profundos a lo largo del territorio y para recuperar la red existente de tuberías que dan el suministro de agua a la población.

  • Recuperar el estado mínimo de salubridad de los embalses acuíferos que alimentan de agua potable a las zonas pobladas del país.

  • Igualmente, eliminar la explotación minera indebida en las cuencas acuíferas de los principales ríos venezolanos.

Medidas para establecer red de distribución de gas doméstico.

De acuerdo con la organización no gubernamental Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) y durante el primer trimestre del año 2018 se registraron 223 protestas por la ausencia del servicio de gas domestico, según la fuente consultada. Para revolver este problema:

  • Se debe crear una red de distribución, de alto impacto y de Emergencia Nacional, para atender la caída de la producción petrolera y la falta de mantenimiento e inversión, transporte y distribución en la industria son las principales causas de la escasez de gas domestico en todo el territorio venezolano, donde suministro de este servicio alcanza unos 7 millones de hogares venezolanos (alrededor del 84% de la población).

  • Además, para garantizar el servicio se establecerá puntos de venta de gas domestico en tienda de conveniencia, abastos, bombas de gasolina, entre otros lugares, con el fin de garantizar la masiva distribución de este servicio.

Medidas para proveer de transporte público


Respecto a la crisis en el sector de transporte público, es uno de los problemas que enfrenta la sociedad venezolana a lo largo del territorio nacional. El problema del transporte no es solo aceite, baterías y cauchos, sino unidades que necesitan reponer repuestos de distintas índoles. Esto ha llevado a que la población opte por alternativas de movilización que contraponen la calidad y seguridad de vida. Hay trabas a nivel de importación, monopolios en los sistemas de transportes públicos, ausencia de parque automotor nuevo, ausencia de dinero en efectivo, entre otras causas, han llevado a la total paralización del sector (estimada entre el 90% y 95% del parque automotor).

  • Se propone como medida inmediata para remediar la carencia de insumos eliminar Aranceles y protocolos burocratizados para la importación de repuestos y vehículos y dar apertura a la libre importación de vehículos y repuestos nuevos usados que permitan dar la apertura de alternativas a la población.




2 views
Suscríbete con nosotros
  • Grey Google+ Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey LinkedIn Icon
  • Grey Facebook Icon

© 2023 by Talking Business.  Proudly created with Wix.com

  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon